La Revolución Industrial. Historia y Economía de España.

 




En este periodo de la historia de España, la industria se concentraba principalmente en Cataluña, Madrid y País Vasco. Además, en esta época se crearon algunas instituciones financieras, como los bancos modernos y la bolsa de Madrid.

Como ya hemos dicho la Revolución Industrial en España arrancó su progreso de la mano de la creciente industria textil catalana. Tomemos como dato que, entre 1836 y 1840, se importaron 1.229 máquinas a Cataluña, y hacia 1845 la utilización del vapor en la industria textil era algo habitual.

En 1848, fue inaugurada la primera vía férrea de España, el ferrocarril de Barcelona a Mataró, con un trayecto de más de 28 kilómetros. En 1847 había 28.000 telares y 97.000 obreros del ramo y desde entonces los números fueron creciendo, junto con la población de Barcelona, que en 1857 tenía 183.787 habitantes.

En el norte de España, por otro lado, comenzó a surgir aisladamente otra base de la industrialización, hornos siderúrgicos, con la fábrica de Trubia en 1840.

En cuanto a la minería, hasta 1839 ni siquiera existía alguna ley que regulara el aprovechamiento del subsuelo. A partir de entonces se constituyen numerosas sociedades mineras, en Cataluña sobre todo, pero la industria hullera continuó estancada, ya que la escasa siderurgia de entonces no utilizó carbón de piedra hasta 1848.

Es ya a partir de 1850 cuando comienza a desarrollarse en España el proceso de revolución industrial, pero a diferencia de los países industriales europeos, en España este proceso no tiene el mismo significado. Tampoco la evolución política es paralela, mientras que 1848 es para toda Europa un año de revoluciones y triunfo total del liberalismo, en España es cuando se abre un período moderado hasta 1868 en donde no habrá revoluciones liberales.

En el plano económico, se incrementó de forma sustancial el rendimiento del trabajo, a la vez que disminuyó el coste de producción. Producir cualquier bien era mucho más económico que antes, lo que hizo que las naciones industrializadas generaran una riqueza enorme.

A su vez, se acumularon grandes capitales que formaron grandes compañías y sociedades anónimas que tenían como base la industria. Rápidamente florecieron las cámaras de comercio, los bancos y las compañías de seguros. Las nuevas empresas necesitaban créditos, cosa que les garantizaba la banca.

El capitalismo se extendió como la pólvora y supuso el fin de otras fórmulas económicas que habían existido desde la época feudal, así como de la artesanía y la manufactura, que fueron desapareciendo progresivamente.

Aquí os dejo un vídeo sobre la evolución de la Revolución Industrial. 



Comentarios

Entradas populares de este blog

LA GUERRA CIVIL

SITUACIÓN ECONÓMICO-POLÍTICA-INSTITUCIONAL DE CHINA

Desigualdad ¿Qué podemos hacer?